PREPARAR EL CAFÉ PERFECTO, RÁPIDO Y FÁCIL

cafetera italiana cafe
Pin It

Los estudios rara vez mienten. En España, el 80% de los adultos toman café a diario, pero sólo un 10% de ellos tiene nociones básicas sobre qué tomar o cómo prepararlo. A pesar de ser la bebida más consumida en todo el mundo, el café todavía está muy lejos de otras bebidas como el vino, la cerveza o los Gintonic, de los cuales somos verdaderos expertos.

Pero, día a día, esta infusión va cada vez va tomando protagonismo y ya se empieza a hablar de la figura del barista como experto en la preparación de cafés. Pero realmente no hace falta salir de casa para tomar un buen café. Controlando el tipo, la procedencia y con una buena cafetera italiana podemos preparar un café de primer nivel. Simplemente hay que seguir estos pasos.

Primero debemos conseguir un buen café. Tradicionalmente siempre se ha consumido el tipo ‘mezcla’ pero, ¿mezcla de qué?. Los expertos recomiendan decantarse por un tipo de café, y el mejor para tomarse solo es el 100% arábica. Este café es bajo en cafeína y posee un gusto dulce que hará que lo puedas tomar sin leche e incluso sin azúcar.

Y este es otro punto en el que coinciden los expertos. El café debe tomarse siempre solo y sin azúcar. De esta forma, podremos apreciar al completo todos sus aromas y sabor.

El siguiente paso es calentar el agua. Para ello llenamos el vaso de la cafetera hasta la válvula y lo ponemos en el fuego. El filtro y la parte superior todavía no las vamos a usar. Debemos calentar el agua justo hasta el momento en que comienzan a aparecer las primeras burbujas, justo antes de comenzar a hervir.

cafe recien hechoMientras el agua se calienta, tenemos unos minutos para moler el café. Este es otro punto importante. El café debe comprarse siempre en grano y molerlo en el momento únicamente la cantidad que vamos a consumir. Descarta la idea de comprar el café molido o moler el paquete entero por comodidad. Si quieres un buen café, y apreciar todo su aroma y sabor, debes molerlo al momento, como haría un buen barista.

Con el café molido y el agua caliente es momento de preparar el café. Llenamos el filtro hasta el borde (sin prensar) y hacemos un pequeño agujero en la parte central, justo coincidiendo con el tubo por el que subirá el agua. De esta forma conseguimos que el café suba en menor tiempo, con más facilidad y que haga más crema. Cerramos la cafetera con la parte superior y volvemos a poner en el fuego con la tapa abierta.

Abriendo la tapa conseguiremos que el agua suba más lentamente y aproveche así al máximo todo el sabor y aroma del grano molido. En el momento en que escuchamos los primeros ruidos y vemos que el café comienza a subir entonces cerramos la tapa y apartamos del fuego. De esta forma el café irá saliendo sin quemarse, lentamente.

Por último, debemos dejarlo reposar. Tomate un momento para disfrutar del olor a café recién hecho que llena toda tu casa. Deja reposar el café al menos 1 minuto antes de tomarlo, para que este se asiente. No olvides que el café es una infusión, y como todas, necesita reposo.

Ahora es momento de disfrutar de tu taza de café recién hecho. Pon atención al aroma, al color y al sabor. Notarás que este café no es como los demás, es un café perfecto.

Pin It

1 Comentario

  1. Ana 1 mes hace

    Muy interesante

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*