LOS ORÍGENES DEL PANTALÓN

pantalones celtas calzas
Pin It

Indistintamente de si eres hombre o mujer, estoy totalmente convencido de que el pantalón es una de las prendas que usas con más frecuencia. Para los hombres, el pantalón es prácticamente imprescindible, ya que existen muy pocas alternativas a la hora de vestirnos de cintura para abajo, a menos que seas escocés. En el caso de las mujeres, el pantalón ha ido tomando protagonismo hasta desbancar incluso a la falda. En ambos casos podríamos decir que el pantalón es más que protagonista.

Siendo una de las prendas más usadas en nuestros días, ¿te has preguntado alguna vez por los orígenes del pantalón? Haz memoria, piensa en la película o serie cronológicamente más lejana y recuerda si sus protagonistas ya llevaban pantalón. Probablemente este no fuese muy parecido a como lo conocemos hoy en día pero ya se usaba algo similar. Remontémonos bastante atrás para conocer de una vez el verdadero origen del pantalón.

Tenemos que llegar hasta la época del Imperio Romano para encontrar su verdadero origen. En plena expansión y conquista de nuevos países, el emperador Julio César se topó con las Galias (exacto, Asterix y Obelix). Sus habitantes, muy próximos a los celtas, vestían una curiosa prenda que no gustaba para nada a los romanos, e incluso llegaron a prohibir su uso después de la conquista.

napoleon pantalones franciaEsta especie de calzas cubrían la pierna hasta aproximadamente la rodilla. Su uso quedó prohibido hasta que la situación cambió y los galos recuperaron el control de su territorio y de su forma de vestir. Fue entonces cuando el uso de esta prenda comenzó a extenderse, aunque su categoría las dejaba relegadas a los estratos más bajos y pobres de la sociedad.

Pasaron los siglos y no fue hasta el siglo XVIII cuando esta prenda tomó nombre. En las comedias italianas de la época destacaba un personaje que vestía de una forma un tanto peculiar con unas calzas largas y rojas. Pero no fue el nombre de este mercader veneciano del que se tomo el nombre, sino del barrio en el que vivió: San Pantaleone.

De origen celta y nombre italiano, nos falta saber cómo se popularizó el uso del pantalón. En este punto es donde llegan los franceses. Tras la revolución francesa, los aires de cambio y libertad inundaron toda Francia, y poco a poco el uso del pantalón (por entonces sólo como unas calzas largas) se extendió por todo el país.

Y pasaron las décadas, y los franceses poco a poco transformaron y adaptaron esta prenda, convirtiéndola en un icono de estilo tanto para hombres como mujeres. El mundo se hizo eco de esta nueva prenda y comenzó a usarla, a la vez que seguía evolucionando en cualquier parte del mundo.

Ahora, el pantalón, es una prenda global, universal y totalmente unisex. Existen muchísimos cortes, largos, tejidos, usos, etc.. En cada uno de ellos están concentrados al menos 20 siglos de evolución desde aquellas calzas horribles que los galos ya lucían con orgullo.

Pin It

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*