Noviembre: el mes del bigote

Pin It

El bigote se ha convertido casi en un accesorio más de los que disponemos los hombres. Considerados como un símbolo de virilidad y de poder, los mostachos son un complemento arriesgado que, sin embargo, dotan de personalidad y elegancia a quienes se deciden a usarlos.

En este “mes del bigote”, no queremos desaprovechar la oportunidad de dedicarle un artículo completo a un elemento que, además de nuestra seña de identidad, ¡sienta fenomenal!

La historia bigotuda

El bigote existe, verdaderamente, desde que los hombres encontramos una manera de rasurarnos el resto del vello. Esto, según parece, ocurrió en el Neolítico. Sin embargo, el primer bigote documentado data del año 2.300 A.C aproximadamente y se conserva en el Museo del Louvre de París. Su digno portador es el mayordomo Keti, perteneciente dinastía VI del Antiguo Egipto.

A partir de ahí, el bigote ha pasado por épocas de mayor esplendor y otras en las que ha gozado de menos popularidad. Además, en función de las zonas geográficas también se le ha dotado de distinta simbología, como es el caso de los países de Oriente Medio, en el Japón medieval o en India donde es señal de poder. De hecho, en el ejército británico se prohibió que los soldados se afeitaran los labios superiores desde el siglo XIX hasta 1916.

Ya en el siglo XX, las estrellas de Hollywood como el icónico Clark Gable, ponen de moda bigotes extra finos y muy cuidados. En los años 70, por su parte, el movimiento hippie los transforma en barbas, pero en los años 80 vuelven a resurgir con fuerza como muestra de virilidad para volver a caer en desuso en los noventa y no se recuperan hasta más allá del cambio de milenio.

Mostachos de moda

Tras una larga etapa, el resurgir del bigote nace probablemente con la campaña Movember, que cada mes de noviembre pretende dar visibilidad a la salud masculina como el cáncer de próstata, el cáncer de testículos y otras enfermedades que afectan especialmente a los hombres.

Además de esta iniciativa, la moda hipster también ha sido una de las grandes promotoras de los mostachos para los que, además, se ha comercializado un amplio abanico de productos y artículos con los que darles la forma y el estilo que más se adapte a la fisonomía de cada uno.

Cuestiones bigotudas

Un buen barbero puede asesorarte a la hora de elegir el bigote que mejor se adapte a tus facciones, pero todos coincidirán en subrayar algunas cuestiones básicas. La primera de ellas, por supuesto, será la higiene y el cuidado: que haya vello no significa, ni mucho menos, que sea una zona abandonada.

Por otro lado, para que el mostacho te favorezca tienes que asegurarte de que te crece suficiente pelo en la zona, sin áreas más claras. Ahora bien, más allá de la línea que hemos decidido trazar sobre los labios, el resto de la cara debe ir perfectamente apurado para darle al bigote el protagonismo que necesita.

Bigotes bigoteros

El pasado fin de semana en Núñez de Arenas nos quisimos sumar al mes del bigote y la salud masculina con la acción “¡Déjate el bigote!”, en la tienda del Centro Comercial Luz del Tajo de Toledo.

Juan Carlos, de la Barbería Jack Dawson, fue el encargado de ofrecer un afeitado gratuito a todos los clientes que quisieron afeitarse y dejarse nuestro icónico bigote. Los presumidos visitantes, se acercaron a renovar su imagen en un gesto con el que, además, darán visibilidad a enfermedades masculinas.

¿Y tú? ¿te atreves a volverte un bigotero bigotudo?

bigote moderno frontal  bigote moderno destacada dos

 

 

 

 

bigote moderno gafasbigote moderno  bigote moderno 1

 

 

 

 

 

 

 

bigote moderno 2  bigote moderno 3   bigote moderno 4

Pin It

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.