Cómo llevar un chaleco

Chaleco
Pin It

¿Cada vez que ves El Padrino o cualquier otra película de gánsters piensas que su look es muy elegante? Puede ser que, por un lado, haya un resquicio del estilo italiano que lo impregna, pero, lo más evidente es que todos ellos utilizan chalecos, ¿te has dado cuenta de lo que bien que sientan? De hecho, un chaleco suele aportar un toque de clase y distinción a cualquier outfit.

Hay quien dice que el armario de un hombre no está completo sin un traje y, yendo más allá, ningún traje estará completo sin un chaleco. Ahora bien, ¿cuándo y cómo usarlo? Si no estás acostumbrado a llevar, un chaleco puede generar cierto respeto, por eso en esta entrada queremos darte algunos trucos y consejos para que lo incluyas entre tus prendas favoritas.

Además, la reaparición de los chalecos de invierno ha irrumpido con fuerza, una prenda que, además de abrigar, nos aporta un toque de color y de distinción.
Esperamos que este artículo te anime a vestirlo con elegancia y estilo, tanto en contextos formales con situaciones de ocio y más distendidas.

chaleco chaleco

El chaleco formal: cómo llevarlo

Parece que, si pensamos en el origen de los chalecos, quizás a todos nos venga inmediatamente la imagen de la nobleza y la alta sociedad. Sin embargo, los chalecos comenzaron a usarse en el siglo XVIII y no fue hasta doscientos años más tarde cuando los caballeros comenzaron a usarlos.

Al principio, cuando los chalecos para hombre se pusieron de moda, servían para resaltar su figura y ceñirse a la cintura. Después, ya en el siglo XX, el estilo se volvió más recto, poniendo menos énfasis en la cintura y así se ha mantenido hasta ahora.

¿Cómo vestir un chaleco formal?

chalecoLo más importante a la hora de elegir un chaleco es que te quede bien y que elijas bien la talla. Si te queda demasiado grande, en la zona del pecho te hará, seguramente una poco favorecedora bolsa o pliegue. Por el contrario, si te queda muy estrecho, se asemejará a un corsé y ésa no es la intención.

1. Longitud del chaleco

Por lo general, el chaleco debe cubrir la cintura, por lo tanto, la longitud del chaleco dependerá de tu altura, de la longitud de tu torso y de la altura de tus pantalones. Además, ten en cuenta que muchos hombres dejan el botón de abajo de su chaleco desabrochado. Si quieres hacer eso también, el chaleco debe ser lo suficientemente largo para que se vea la tela de la camisa.

2. Sisas grandes

A diferencia de en las chaquetas, lo mejor es que el espacio por el que metemos los brazos sea amplio para que no nos dificulten ni limiten el movimiento de los brazos.

3. Espalda forrada

La zona de la espalda en los chalecos formales suele ser de seda o viscosa para aligerar la prenda. Rara vez encontramos chalecos en los que sea del mismo tejido y esto tiene su sentido: con ello también se consigue que la chaqueta cuelgue bien y tenga el movimiento para el que está diseñada.

4. No lleves cinturón

Lo ideal es que el chaleco caiga por encima de la cintura del pantalón y un cinturón solo supondrá un obstáculo para ello. Además, si lo llevas, harás que el chaleco tenga unos pliegues que no servirán para estilizar tu figura.

En principio, se usas bien el chaleco, hará que las líneas se vean más rectas y que parezcas más alto y más delgado. Estas son las claves para que eso ocurra.

El chaleco de sport: un mundo de posibilidades

Poco tienen que ver los chalecos de invierno con los elegantes chalecos de un traje. Sin embargo, esta prenda se ha convertido en el as en la manga del armario de hombre y uno de los comodines durante el entretiempo.

Además, combinar el estilo deportivo y un look clásico es una tendencia clara y, una capa de calor adicional no está de más.

¿Cómo vestir un chaleco de sport?

El chaleco de invierno es perfecto para conseguir una capa de calor adicional.  Va muy bien debajo de abrigos, chaquetones y chaquetas, y no limita el movimiento.  Además, es una prenda que permite dar un toque de color, mientras se juega con el contraste y con las texturas. En este sentido, el único consejo es que no se vea por debajo de la prenda que lo cubre.

chaleco chaleco chaleco

 

 

 

 

 

 

 

Por otro lado, cuando llegue el entretiempo, el chaleco será el compañero ideal para esos días de transición en los que el mercurio sube y baja con relativa frecuencia. Ya sea con chinos o con jeans, con una camiseta de manga larga, con una sudadera o un jersey debajo, sentará genial.

“Enchalécate”

En este Blog del Bigotero nos encantan los chalecos y esperamos haberte convencido de incluirlo en tu armario y hacerlo parte de tu sello personal. Como has visto, ya sea formal o de sport, te aportará color, elegancia y distinción. ¿Te animas?

Pin It

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.