¿Cómo cumplir tus propósitos para 2019? Empieza con buen pie

Propositos 2019
Pin It

Por fin se han acabado las cenas, las comidas, las películas de Navidad en la tele y los polvorones. Con las doce uvas ya en el recuerdo y los Reyes Magos de vuelta a Oriente, ahora solo nos queda centrarnos en cumplir nuestros propósitos para este año 2019 que todavía huele a nuevo.

En este artículo de El Blog del Bigotero queremos elegir bien nuestras metas y, lo más importante, ¡alcanzarlas! Vamos a intentar que este año no cesemos en el intento a mediados de febrero.

Propositos 2019

Elige bien tus propósitos

Los propósitos más habituales no son, ni mucho menos, irrealizables. Hacer más ejercicio, comer sano, perder peso o dedicarle más tiempo al ocio, a la pareja o a la familia son las metas habituales y, ¡claro que son posibles!

Para empezar,  debemos tener confianza en nuestra capacidad para alcanzar las metas que nos hemos puesto para el año que comienza porque el hecho de no estar seguros hará que, finalmente, no las cumplamos. Y, para ello, debemos ser sensatos y cabales y huir de utopías e idealismos.

En cualquier caso, si nos ponemos demasiados retos es probable que acabemos sin alcanzar ninguno.

En esto, priorizar es fundamental y elegir los más importantes hará que no nos frustremos si no llegamos a conseguir todo lo que nos propongamos.

El método SMART

Nos solemos poner metas muy genéricas que requieren de un largo plazo, del tipo “tener un cuerpazo” o “pasar más tiempo con la familia”. Sin embargo, quizás ya te han hablado antes en un entorno profesional del método SMART, ¿por qué no aplicarlo a tu vida cotidiana? SMART son las iniciales de 5 palabras en inglés que te ayudarán a definir tus objetivos, de tal manera que sean alcanzables:

  • S – Specific – tus objetivos deben ser específicos
  • M – Mesaurable – tus objetivos deben ser medibles
  • A – Achievable – tus objetivos deben ser alcanzables y, por tanto, posibles
  • R – Realistic – tus metas deben ser realistas
  • T – Time Based – tus propósitos deben estar basados en un período de tiempo.

Si nos basamos en el método SMART, cambiaremos aquello de “mejorar mi figura” por “voy a perder 5 kilos durante el próximo año”. También el “me voy a dedicar más tiempo a mi mismo” por “iré a clases de guitarra dos veces por semana”.

¿Cómo consigo mis propósitos para 2019?

Propositos 2019

El error más habitual suele ser identificar qué queremos conseguir, sin pararnos a pensar cómo vamos a conseguirlo. Para empezar debemos pensar que para cambiar algo necesitamos replantearnos lo que nos ha conducido a esa situación y administrarnos de una forma diferente.  La mayoría de nuestros propósitos de año nuevo requieren hacer un especial esfuerzo en planificar de forma realista y hacer una buena gestión del tiempo, del dinero y de la energía de la que disponemos.

Es probable que haya que hacer sacrificios, pero deben ser asumibles. Al fin y al cabo, no nos vamos a convertir en héroes porque haya cambiado una cifra en el almanaque y de poco sirve que al comenzar el año suplamos la falta de organización con voluntad y empeño. Pasados pocos días, volveremos a los malos hábitos que pretendíamos evitar.

Por lo general, aquellos que desarrollan un buen plan de acción, tienen más confianza, menos ansiedad y una mayor satisfacción a la hora de alcanzar sus objetivos.

Mentalízate: ¡lo vas a conseguir!

El hecho de que nos hayamos planteado un objetivo no debe obsesionarnos tampoco. Debemos asegurarnos de controlar en qué punto nos encontramos y redefinir la situación si es necesario. Ya sea porque nos está resultando demasiado sencillo o muy difícil, siempre podemos analizar la situación y modificar el plan de acción. En esto, ¡somos nuestros propios jefes!

Propositos 2019Además, la vida es impredecible y conviene ser flexible para no abandonar ante la primera dificultad en forma de factura inesperada o de problema logístico que se nos presente.  Esto significa que debemos estar preparados para superar los obstáculos y barreras que puedan impedirnos alcanzar nuestros objetivos.

Pensar qué queremos conseguir con ellos siempre nos dará una dosis de optimismo y fuerzas renovadas para seguir adelante.

Si, por una u otra razón, no somos capaces de conseguir los propósitos que nos hemos puesto a corto plazo, ¡no vamos a abandonar! No es el fin del mundo.

Volveremos a intentarlo y aprenderemos de la situación para no cometer los mismos errores dos veces. Esto hará que nos sea más fácil conseguirlo en un segundo intento. Pensemos: “si hemos sido capaces de llegar hasta ese punto, ¿por qué no vamos a poder ir un paso más allá?”. Dentro de un año estaremos muy orgullosos de nosotros mismos.

 

Pin It

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.